ir arriba

miércoles, agosto 08, 2012

The Dark Knight rises by Gibs




Batman, The dark knight rises, 3er. Capítulo de la entrega maestra del director Christopher Nolan cierra al fin la trilogía  del viaje de un superhéroe que empezara en el año 2004. Sin embargo, lo que a Nolan le tomó prácticamente 10 años construir lo auto saboteó en la cúspide de su última entrega.TDKR es una historia un poco más compleja que su predecesora y su protagonista es ahora presa de nuevos miedos, enfrentando por primera vez a un adversario que puede derrotarlo no solo en el plano físico, sino también en su temple mental, aplastar su voluntad y sus deseos, acabando con sus 2 personalidades. Batman, se ve por primera vez acorralado y reducido al punto de recurrir a lo más básico de su ser para demostrarse que puede levantarse, probar ser quien dice y sobreponerse a sus derrotas. Todo este viaje por el cual atraviesa el personaje,  le devuelve un poco el protagonismo robado a nuestro héroe a manos de su anterior enemigo. Ambas partes, tanto Batman como Bruce Wayne por primera vez caminan de la mano para sacarse adelante si quieren salir juntos del gran vacío y depresión en el que cayeron 8 años atrás desde la muerte de Harvey Dent y que lo conllevan a mostrarse como un héroe manejado por la pasión del rencor, el enojo e incluso el odio que despierta Bane en el.

Positivo:
1.-La definición de su traje final desde la película anterior ahorró tiempo y salvó de nuevos cambios la apariencia del personaje. 2.-Creo que es la mejor actuación de Cristian Bale de las 3 entregas, menos forzada, más real y más vívida. Su apariencia en verdad se ve desmejorada, algo en lo que es experto el Sr. Bale.
A mencionar: Adiós a la cualidad más importante de Batman: La del detective. Pese a que todo se lo resolvía Alfred y Lucius, no es algo para extrañar pues en el guion estuvo muy bien justificado. Sin embargo como su sello distintivo nunca apareció en esta entrega.

Por otro lado está la atinadísima interpretación de una Selina Kyle refinada, manipuladora y dulce a la vez por parte de Anne Hathaway cuyo papel no es blanco  o negro como decir es heroína o villana sino el de una ladrona muy inteligente, estafadora y astuta,  que depende solo de ella misma y que hará lo que sea necesario para sobrevivir  en una ciudad donde está a punto de irse todo al infierno.

Positivo: La falta de un titulo “comic” para Selina, el hecho de que no sea llamada “catwoman”  ni que la amalgamaran con gatos ni siluetas de gatos y nada que tenga q ver con felinos fue  muy bien pensado y mil veces más realista. Negativo: La química y la atracción entre Batman y Selina fue muy pobre, casi nula, estamos hablando de prácticamente la única mujer q hace que Batman piense con la otra cabeza y por el contrario, las pocas escenas entre ellos fueron carentes de verdadera pasión o chispa sexual incluso la última, un verdadero cliché forzado.

Gordon es atormentado por que la ciudad ahora considera a Dent como un verdadero héroe sin poder contar la verdad a nadie. Su gran aliado lo ha abandonado por años al grado de quedarse solo en todas sus decisiones importantes, sumido en su propio calvario, contando solo consigo mismo, emprendiendo su propia cruzada y con un nuevo novato de apellido Blake, interpretado por Joseph Gordon Levitt, una joven promesa en el cine que juega el papel de un policía idealista cuya mayor inspiración resulta ser ahora un amargado retirado y a quien Nolan sí le atribuyen poderes deductivos. Blake se las ingenia para ir sorteando pruebas y apoyar a Gordon en descifrar el master plan de Bane.

Positivo:
El papel de Gordon se luce ahora por su cuenta y es más indispensable e independiente que en las entregas anteriores, la base de la resistencia social. Blake por su parte representa ese soporte idealista que le recuerda a Gordon por qué está en donde está. Gran actuación de ambos. Alfred, bajo la interpretación de Michael  Kane y  Lucius Fox bajo Morgan Freeman son como de costumbre excelentes.

El malo de la historia.

Bane. El enemigo de Batman q nace encarcelado pagando los pecados de sus padres, aquel que comete su primer asesinato a temprana edad, que vive en al oscuridad, que la hace  su 2do. Hogar. Bane, quien vive únicamente con el objetivo de quebrantar la voluntad y fe de Batman, es interpretado magníficamente por Tom Hardy (a quien estoy casi seguro le dieron ese papel por su interpretación en Bronson). Tom nos presenta a un villano sumamente frío, práctico, que toma  y hace las cosas con una de las virtudes más grandes: Paciencia.
Bane y gran parte del desarrollo de la historia están obviamente tomados de una de las mejores historias del personaje: Knight fall. Nolan presenta una gran adaptación de la caída del murciélago donde a diferencia del villano anterior, recrea un origen muy necesario de explicar que le da más profundidad a Bane.

La historia expone mucho las pasiones de los personajes, su lado más humano y aflora más el drama. El enorme problema que yo le vi a esta entrega y en mi humilde opinión, su más grande desacierto, fue el intento de Nolan de embonar esta historia con la primera entrega, y no por la intención de una auto conclusión que cierre definitivamente con el ciclo de su visión del personaje, sino con la manera de hacerlo.Todo iba sumamente aceptable, incluso la relación entre Bane y Ras´Al gul era comprable, inesperada y bien recibida hasta que se le ocurre a Nolan enredar todo lo conseguido con el personaje de Miranda. Todo se fue al caño. Fue como ir ganando una carrera final de 100 mts planos en las Olimpiadas por amplia ventaja y detenerse a recoger un billete de 100 dolares tirado en el suelo. Siempre he estado de acuerdo en modificar, manipular e incluso cambiar las historias de los personajes…hasta cierto punto. Cuando alguien dobla tanto la línea en la historia de un personaje al grado de catafixiarla por el de otro, se corre un terrible riesgo de robarle toda su esencia. Y creo q es lo que pasó en el caso de Miranda, a quien ella representa es uno de los más importantes en la vida sentimental  de Batman y su interpretación (no en cuanto a la actriz sino en cuanto al guión e historia) fue excesivamente simple y ausente de cualquiera de los rasgos importantes o característicos del personaje sumado a un final terriblemente ordinario y fácil de olvidar. Final que comparte también Bane.

A final de cuentas creo q Nolan se engolosinó un poco con la dotación de “punch” que quiso imprimirle a su entrega, sin embargo, me pareció muy aceptable con la excepción de sus villanos.  Gracias a la visión de directores como Richard Donner y el escritor Mario Puzo con Superman en 1978, Tim Burton con Batman en 1989, Brian Singer con X-men en 2000, John Favreau con ironman en el 2008 y Nolan con estas entregas, los fans no solo podemos disfrutar excelentes adaptaciones de nuestras historietas favoritas en la pantalla, sino que el público en general puede apreciar verdaderas adaptaciones dignas de se vistas desde un punto de vista más convincente, más real y creíble y que los personajes  pueden tener mucho que mostrar desde el punto de vista humano y creíble. Nolan, indiscutiblemente ha hecho historia y solo nos resta ver dentro de 15 o 20 años quién pudiera reinventar esta franquicia y bajo qué perspectiva para volver a cautivar no solo a los grandes fans de hueso colorado sino al público en general. Por lo pronto Cristopher Nolan deja unos zapatos muy difíciles de llenar.

2 Radioactivate!!! con un comentario:

(((Xildad))) dijo...

Clap! clap! me quito el sombrero ahora veo el porque de su visión particular amigo mio. Ya no digo mas... me alineo

Anthony Marazt dijo...

amm...solo dire que no fue lo que esperaba de bane..tanto ruido y pocas nueces!!! me quedo con la segunda